Ir al contenido principal

A Fin de Conocerle


No hay lugar para los que eluden el deber, 22 de noviembre https://ift.tt/3xoJFdL Maldecid a Meroz, dijo el ángel de Jehová; maldecid severamente a sus moradores, porque no vinieron al socorro de Jehová, al socorro de Jehová contra los fuertes. Jueces 5:23. ¿No es éste el tiempo cuando todos los que se relacionan con Dios deben salir al frente a desplegar su bandera? ¿Se verá que los hombres y las mujeres retroceden, y no manifiestan interés, celo ni esfuerzo ferviente cuando se trata de ayudar a los necesitados? Cuando el carro se arrastra pesadamente, entonces es el momento cuando todos deben empujar, cuando deben aplicar fuerza a las ruedas, y no permanecer dando órdenes, o acusando a los que procuran mover la carga, o criticando todo lo que se realiza porque no se hace como ellos quieren... Que todos se esfuercen lo más posible para mover la carga con fuerza y poder... Si el Señor nos tratara como algunos supuestos cristianos se tratan mutuamente, pasaríamos momentos amarguísimos. Si él considerara a los egoístas, descarriados y malvados como ellos se consideran mutuamente, ¿qué ocurriría con nosotros? Pero me alegro porque el Señor no es hombre. Tiene paciencia con nuestros errores, nuestro egoísmo, nuestro alejamiento de él, nuestros defectos de carácter, y procura informarnos enviándonos mensaje tras mensaje de misericordia, ánimo, advertencia, reproche y corrección, para enderezarnos delante de él, para que disfrutemos de su amor, cuidado y bendición. Cada uno tiene una obra que realizar para el Maestro. ¿Haremos esta obra? ¿Trabajaremos sin egoísmo y con interés abnegado para promover su causa, para adelantar su obra? Estoy decidida a realizar la voluntad de Dios, a trazar caminos rectos para mis pies, para que el cojo no sea apartado del camino... Dios quiera que ninguno que ha tenido conocimiento y experiencia en la obra de Dios se detenga y deba ser llevado. Que vayan a ayudar, que se fortalezcan espiritualmente haciendo la voluntad de nuestro Padre celestial, y entonces podrán ayudar a los vacilantes.—Carta 30, 1888.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Dios nos Cuida

Dios cuida de mí, 22 de febrero https://ift.tt/VU2H8Nr No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10. El Señor se mantiene en activa comunicación con cada parte de sus vastos dominios. Se lo representa inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atención a cada oración; observa los movimientos de cada ser... Dios siempre ha velado por su pueblo... Cristo enseñó a sus discípulos que la medida de atención divina concedida a cualquier objeto o ser depende de la jerarquía que le corresponde dentro de la creación de Dios. Les señaló los pájaros, y les dijo que ni siquiera un gorrión cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. Y si Dios se preocupa por un gorrioncillo, con toda seguridad las almas por las cuales Cristo murió son de inmenso valor para él. El valor del hombre, la estima en