Ir al contenido principal

Cada Día con Dios


El ministerio de los ángeles santos, 29 de noviembre https://ift.tt/3FVS8bk ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación? Hebreos 1:14. El Señor no deja en tinieblas a los que siguen la luz que les ha dado, sino que envía sus ángeles para que se comuniquen con ellos. Cornelio vivía de acuerdo con las instrucciones dadas en las Escrituras del Antiguo Testamento, y el Señor envió un mensajero para decirle lo que tenía que hacer. Dios pudo haber dado a Cornelio todas sus instrucciones por medio de un ángel, pero ése no era su plan. Su propósito consistía en ponerlo en relación con los que habían estado recibiendo conocimiento de lo Alto, y cuya tarea consistía en compartirlo con los que estaban buscando luz. Así obra siempre Dios con su pueblo. “Envía, pues, ahora hombres a Jope -dijo el ángel-, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro. Este posa en casa de cierto Simón curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que es necesario que hagas”. Hechos 10:5, 6. Cornelio obedeció la instrucción que se le dio. Se unió a la iglesia y se convirtió en un útil e influyente colaborador de Dios. Este caso debiera darnos consuelo y fortalecernos. Estudien los que están al servicio de Dios la íntima relación que existe entre el cielo y la tierra. Los instrumentos celestiales y terrenales deben unirse en la gran tarea de comunicar la luz a los que se hallan en tinieblas. Los ángeles celestiales tienen que traernos bendiciones, y a nuestra vez nosotros debemos impartirlas a nuestros semejantes. Nótense las palabras de encomio referentes a Cornelio: “Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios”. Hechos 10:4. El cielo reconocía su fidelidad. Dios vio que era un hombre a quien se podían confiar más luz y mayores responsabilidades, porque había usado adecuadamente los talentos que se le concedieron. Debiéramos considerar nuestra mayordomía como una sagrada responsabilidad. Debemos negociar diligentemente con los talentos que se nos han conferido. Al hacerlo, Dios reconocerá nuestra fidelidad, y nos concederá mayores habilidades para servir. Dios está procurando preparar a su pueblo para que lleve fruto para su gloria.—Manuscrito 67, del 29 de noviembre de 1900, “Palabras de instrucción para la iglesia”

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del