Seguidores

Hijos e Hijas de Dios


El tiempo del sellamiento, 1 de diciembre https://ift.tt/3G1YJRt No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. Apocalipsis 7:3. Satanás está utilizando ahora, en este tiempo de sellamiento, todos sus ardides para mantener alejados los pensamientos de los hijos de Dios de la verdad presente, y hacerlos vacilar. Vi que Dios estaba extendiendo una cortina para protegerlos en el tiempo de angustia; y que cada alma que se ha decidido por la verdad y ha purificado su corazón había de ser protegida con la envoltura del Omnipotente. Satanás sabe eso, y está trabajando con gran poder para mantener irresoluta e indecisa por la verdad tanta gente como sea posible... Vi que Satanás estaba trabajando... para confundir, engañar y extraviar al pueblo de Dios, ahora mismo, en el tiempo del sellamiento. Vi que algunos no estaban asentados con firmeza en la verdad presente. Sus rodillas temblaban, y sus pies resbalaban porque no estaban afirmados en la verdad... Satanás está empleando todas sus artimañas para mantenerlos donde están, hasta que haya pasado el sellamiento, hasta que la cortina sea extendida sobre el pueblo de Dios, y los dejará sin refugio de la ardiente ira de Dios durante las siete últimas plagas. Dios ha comenzado a extender la cortina sobre su pueblo, y pronto estará extendida sobre todos los que han de tener un amparo en el día de la destrucción. Dios obrará con poder en favor de su pueblo; y a Satanás le será permitido obrar.—Primeros Escritos, 44.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS