Ir al contenido principal

Exaltad a Jesús


Cristo es la puerta, 2 de julio https://ift.tt/AMhGCDd Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. Juan 10:7. Satanás en persona tomó el mando de la lucha contra Jesucristo. Los ángeles malignos se confabularon con los hombres perversos para resistir el bien y pisotear la justicia, y se confederaron todas las energías del mal para destruir al campeón de Dios y de la verdad. Mientras el éxito parece acompañar la actividad maestra de Satanás, Jesús se presenta para disputar su poder. El Señor “a lo suyo vino, y los suyos no le recibieron”. Juan 1:11. En un momento de crisis, cuando la rebelión se había esparcido por todo el mundo, el Padre lo envió con una misión de misericordia, para que el hombre no pereciera, sino que tuviera vida eterna mediante la fe en el Hijo de Dios. La cabeza de la serpiente sería aplastada a través de Cristo y el hombre ganaría la vida eterna... En la parábola del pastor, Jesús coloca su propia interpretación sobre su trabajo y misión y se representa a sí mismo como el Buen Pastor, que alimenta y cuida a sus ovejas. El dijo: “El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador”. Juan 10:1. Cristo declaró que todos los que habían venido antes que él pretendiendo ser el Mesías, eran engañadores. Durante la época de la primera venida de Cristo había mucha agitación entre el pueblo concerniente a la aparición de un Mesías universal. La nación judía esperaba la llegada de un gran libertador, y hubo hombres que se aprovecharon de este estado de expectación, utilizándolo para obtener ventajas personales en forma de ganancias y gloria propias. La profecía había previsto la aparición de estos engañadores. Ellos no aparecieron en la forma en que se había profetizado la venida del Redentor del mundo; pero Cristo vino cumpliendo cada una de las especificaciones. Había sido representado mediante tipos y símbolos, y en él se encontraron el símbolo y la realidad. En la vida, misión y muerte de Jesús, cada especificación halló su cumplimiento. Jesús era el Buen Pastor a quien el portero le abre, el que conoce a las ovejas, las llama por su nombre y las conduce por donde quiere. Su fuerza es mayor que la del ladrón y el robador, quienes no entran por la puerta sino que suben por otra parte. Los fariseos fueron incapaces de discernir el hecho de que esta parábola se refería a ellos, los profesos conductores del pueblo y pastores del rebaño. Jesús se presentó a sí mismo en contraste con ellos, y mientras sus corazones meditaban acerca del significado que podía tener la parábola, les dijo: “Yo soy la puerta de las ovejas... El que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos”. Vers. 7-9... Cristo se presentó como el único que poseía las cualidades propias de un buen pastor. Se lo llama el “Príncipe de los pastores”.—The Signs of the Times, 4 de diciembre de 1893.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán