Ir al contenido principal

Nuestra Elevada Vocacion


El peligro de la prosperidad, 2 de julio https://ift.tt/GIMF6NW Si se aumentare la hacienda, no pongáis el corazón en ella. Salmos 62:10. Entre los peligros más grandes que amenazan a la iglesia, está el amor al mundo. De él surgen los pecados del egoísmo y la codicia. Es el caso de muchos, que cuanto más obtienen de los tesoros mundanales tanto más fijan sus afectos en ellos, y todavía buscan más. ... Satanás utiliza todo medio que puede inventar para descarriar a los seguidores de Cristo. Con una maravillosa habilidad y astucia él adapta sus tentaciones al temperamente particular de cada uno. Los que son naturalmente egoístas y codiciosos, a menudo son tentados por él al arrojarles la prosperidad en su camino. El sabe que si no vencen su temperamento natural, el amor a Mammón los hará tropezar y caer. A menudo se cumple su propósito. Cuando se les ofrecen las riquezas del mundo, muchos se apoderan ansiosamente del tesoro y piensan que son admirablemente prosperados. El fuerte amor al mundo pronto ahoga el amor a la verdad. ... Si aquellos que así son prosperados pusieran sus posesiones sobre el altar de Dios, podrían vencer su espíritu egoísta y codicioso, y desbaratar de esta manera los designios de Satanás. Las riquezas mundanas pueden transformarse en una bendición si son usadas correctamente. Todos los que las poseen debieran comprender que les son prestadas por Dios, para ser empleadas en su servicio. Dando abundantemente para el avance de la causa de la verdad y para aliviar las necesidades de los pobres, podrían ser el medio para salvar a otros, y así proporcionar bendición a sus propias almas aquí, y hacer en el cielo un tesoro que será suyo en el más allá. ... Sin embargo, muchos ignoran en qué consiste esa abnegación, o en qué consiste el sacrificio por la verdad. Pero nadie entrará al cielo sino por el mismo camino de la humillación, de la abnegación, y de llevar la cruz, que el Señor recorrió. Sólo aquellos que están deseando sacrificarlo todo por la vida eterna, lo conseguirán; pero es digna de que se sufra por ella, de que se crucifique el yo, y de que se sacrifique todo ídolo por ella. El eterno peso de gloria excederá todo tesoro terrenal y eclipsará toda atracción terrena.—The Review and Herald, 4 de septiembre de 1883.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán