Ir al contenido principal

Nuestra Elevada Vocacion


“Escrito está”, 20 de julio https://ift.tt/r0I5BY6 Toda Escritura es inspirada divinamente y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instituir en justicia, para que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente instruido para toda buena obra. 2 Timoteo 3:16, 17. Que el buscador de la verdad que acepta la Biblia como la Palabra inspirada de Dios deje a un lado toda idea previa, y tome esa palabra en su simplicidad. Debiera abandonar toda práctica pecaminosa, e iniciar su estudio con el corazón enternecido y subyugado, listo para escuchar lo que Dios dice. No llevéis vuestro credo a la Biblia, para leer las Escrituras a la luz de ese credo. Si encontráis que vuestras opiniones son opuestas a un claro “Así dice Jehová”, o a cualquier mandamiento o prohibición que él ha dado, atended la Palabra de Dios antes que lo que los hombres dicen. Que cualquier controversia o disputa, sea resuelta por un “Escrito está”. ... Que el corazón sea enternecido y subyugado por el espíritu de oración antes de comenzar la lectura de la Biblia. La verdad triunfará cuando el Espíritu de verdad colabore con el humilde estudiante de la Biblia. ¡Cuán precioso es el pensamiento de que el Autor de la verdad todavía vive y reina! Pedidle que impresione vuestras mentes con la verdad. Entonces será provechosa vuestra investigación de las Escrituras. Cristo es el gran Maestro de sus seguidores, y no permitirá que andéis en tinieblas. La Biblia es su propio intérprete. Con hermosa sencillez, una parte se relaciona con la verdad de otra parte, hasta que toda la Biblia constituye un todo armonioso. La luz procede de un texto para iluminar alguna porción de la Palabra que parecía más oscura.—The Review and Herald, 13 de agosto de 1959. Las lecciones de Cristo soportarán un denso estudio. Una verdad comprendida en su sencillez, demostrará ser la llave para todo un cúmulo de verdad. Cristo es el gran misterio de la piedad. El es el Maestro que esparce los dorados granos de la verdad, los cuales, para recogerlos y unirlos en la cadena de la verdad requieren tacto, habilidad, profundidad, y laboriosidad de investigación. La Palabra es la tesorería de la verdad. Nos proporciona todas las cosas esenciales para prepararnos para nuestra entrada en la ciudad de Dios.—Manuscrito 8, 1898, pp. 4.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán