Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Aumenta en fortaleza

Aumenta en fortaleza, 9 de abril
El hombre sabio es fuerte, y de pujante vigor el hombre docto. Proverbios 24:5.{HHD 108.1}
Poned en el esfuerzo vuestras facultades más elevadas. Invocad en vuestra ayuda los motivos más poderosos. Estáis aprendiendo. Tratad de ir al fondo de todo lo que emprendáis. Que vuestros propósitos no queden por debajo de esto: ser competentes en los asuntos en que os ocupáis. No os permitáis a vosotros mismos el caer en el hábito de ser superficiales y negligentes en vuestros deberes y estudios. Porque vuestros hábitos se fortalecerán y llegaréis a ser incapaces de nada mejor. La mente aprende en forma natural a satisfacerse con lo que requiere poco cuidado y esfuerzo, y a contentarse con lo barato e inferior. Hay, jóvenes y señoritas, profundidades de conocimiento que ni siquiera sospecháis, y vosotros os sentís orgullosos y satisfechos con vuestros logros superficiales. Si supierais más de lo que conocéis ahora, entonces os convenceríais de que sabéis muy poco.{HHD 108.2}
Dios demanda de vosotros esfuerzos intelectuales vigorosos y fervientes, y debido a todo esfuerzo decidido, vuestras facultades se fortalecerán. Vuestra obra será entonces siempre agradable, porque sabréis que estáis progresando. Podéis acostumbraros a movimientos lentos, inciertos e irresolutos, de tal modo que la obra de vuestra vida no sea ni la mitad de lo que debiera ser; o, con los ojos fijos en Dios, y vuestra alma fortalecida por la oración, podéis vencer esa desgraciada lentitud y ese disgusto por el trabajo, y preparar vuestra mente para pensar con rapidez, y emprender esfuerzos decididos en el momento adecuado.—Manuscrito 24, 1887.{HHD 108.3}

https://egwwritings.org/?ref=es_HHD.108

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...