Ir al contenido principal

¡Demasiado tarde!

¡Demasiado tarde! 21 de diciembre

Entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación. Hebreos 3:15. ELC 364.1
Oh, quién podrá describiros los lamentos que se levantarán cuando en el límite que divide el tiempo y la eternidad el Juez justo alce su voz y diga: “Es demasiado tarde”. Largo tiempo han permanecido abiertas las amplias puertas del cielo y los mensajeros celestes han invitado y suplicado: “Y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”. Apocalipsis 22:17. “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestro corazón”. Salmos 95:7, 8. Pero al fin se publica el mandato: “El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía”. Apocalipsis 22:11. ELC 364.2
La puerta del cielo se cierra, y cesa la invitación para la salvación. En el cielo se dice: “Hecho es”. Ese tiempo no está lejano. Os ruego que hagáis obra segura para la eternidad, que os aferréis de la esperanza puesta ante vosotros en el Evangelio. Esforzaos por entrar por la puerta angosta, porque si sólo aspiráis a hacerlo no podréis hacerlo. ELC 364.3
El mundo está cargado con la maldición que acarrea el pecado. Está literalmente anegado por el pecado, por la violencia y la corrupción, como en los días de Noé. Y no obstante este espantoso período de la historia de nuestro mundo, muchos están dormidos. Han dejado de esforzarse para llegar a ser cristianos... ELC 364.4
Demasiado tarde comprenderán los pecadores que han vendido su primogenitura. La corona que podrían haber tenido brilla sobre las sienes de otro. Han perdido la heredad que podrían haber poseído. Cuidado con la forma en que tratáis con la tentación. Cuidado con enorgulleceros con vuestra fortaleza. Cristo es vuestra fuerza eterna; confiad en Dios, aferraos de su potencia y él os hará vencedores y vosotros llevaréis la corona de la victoria.—Carta 21, 1867. ELC 364.5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del