Ir al contenido principal

Finalmente, la verdad triunfará


Finalmente, la verdad triunfará, 27 de marzo

“No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a él se congregarán los pueblos”. Génesis 49:10. CT 95.1
Hay enemistad entre Cristo y sus seguidores y Satanás y sus súbditos. El gran conflicto entre el Príncipe de la vida y el príncipe de las tinieblas se ha venido desarrollando y se ha fortalecido en cada nueva generación. Realmente ardua ha sido la lucha entre el bien y el mal, entre la verdad y el error, entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad. La verdad ha luchado contra el error y el error contra la verdad. Este conflicto ha existido por miles de años... CT 95.2
La verdad como es en Jesús alcanzará la victoria que predijo la profecía; pero según todas las apariencias humanas, el error superará a la verdad. La mayor parte de la raza humana será arrastrada a la idolatría. Exaltarán lo que Cristo no ha exaltado y se afanarán por derribar la gran norma de la justicia divina... CT 95.3
“El que práctica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio”. Se hace referencia a Satanás como el originador del pecado. “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”. La primera derrota de Satanás ocurrió cuando no logró vencer a Cristo en el desierto de la tentación... CT 95.4
“No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a él se congreguen los pueblos”. Esta profecía fue pronunciada por Jacob cuando agonizaba y estaba dirigida a sus hijos. Pesó en las generaciones futuras y se cumplió únicamente en la venida de Cristo. Él es el Apóstol y Sumo Sacerdote de nuestra profesión. El cetro es el bastón de mando que portaban los jefes y gobernantes como un signo de su autoridad... “No será quitado el cetro de Judá”. La insignia de su estatus de tribu habría de permanecer. No dejaría Judá de ser una tribu distinguida hasta la venida de Siloh... Y mantendría la supremacía a través de todas sus adversidades hasta la primera venida de Cristo. Sería una tribu bien definida hasta la venida de Siloh. CT 95.5
Esta profecía del agonizante Jacob fue emitida casi mil setecientos años antes de la muerte de Cristo. Cristo mismo habría de descorrer el velo que el ojo profético de Jacob había trazado de la historia de su progenie.. El vio un maravilloso Consejero que surgiría en medio de esta tribu. Era la simiente prometida, Siloh, el Enviado de Dios, que habría de establecer el reino espiritual. Jacob vio el momento cuando el cetro ya no estaría más en las manos de Judá. Ahora las naciones se reunirían bajo el estandarte de Cristo. Cuando los judíos se presentaron ante Pilato para asegurar la condena de Jesús, le dijeron: “No tenemos más rey que César”. Y, de este modo, confesaron que el cetro ya no estaba en manos de Judá.—Manuscrito 110, 1897. CT 95.6

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu