Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

viernes, 27 de marzo de 2020

Firmes en la salvación


Firmes en la salvación, 27 de marzo

Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Efesios 6:10. CDCD 93.1
Si ustedes están íntimamente relacionados con Jesucristo, la Fuente de luz y sabiduría, pueden llegar a ser hombres y mujeres fuertes en el Señor. Estamos tan inclinados a conformarnos sin una evidencia especial de nuestra proximidad a Dios, que fracasamos donde debiéramos triunfar. Jesús ha hecho todas las provisiones necesarias para que no solamente creamos una verdad impopular, sino para que tengamos gozo en él. La verdad y la fe obran por el amor, y purifican el alma. CDCD 93.2
Surge ahora esta pregunta: ¿Están progresando ustedes en el conocimiento de la verdad? ¿Tienen una relación viviente con Jesucristo? Abrahán la tuvo, y conversó con los ángeles y les pudo pedir un favor. Moisés tuvo una relación viviente con Dios y su petición más ferviente fue ver la gloria de Dios. “Muéstrame tu gloria”, fue su petición. El Señor no lo reprendió por ello; no fue presuntuoso al tratar de saber más acerca de Dios y su gloria. Por lo contrario, vemos a este hombre de fe vigorosa oculto en la hendidura de la roca, y la mano de Dios puesta sobre ella; entonces le mostró su gloria. CDCD 93.3
Nuestra fe y nuestra experiencia carecen del suficiente fervor... Espero que ninguno de ustedes se quede conforme simplemente porque cree en la verdad. Mientras haya un alma que salvar en el mundo, es necesario que acudan a la Fuente de toda luz y todo poder para salvar a esas almas. A ustedes no les importa que su experiencia tenga un molde terrenal y mundano. Hay almas que se pueden salvar o perder, y necesitan asimilar mucho más de Jesús en sus vidas, caracteres y experiencias. Pueden ser de ayuda y bendición mutuas si son fieles donde están, y si sienten que son representantes de Dios en la tierra... CDCD 93.4
No permitan que la verdad, por tanto repetirla, se convierta en algo que no proporcione ningún beneficio especial; por el contrario, permitamos que nos capacite cada día más para participar de la sociedad de los ángeles celestiales en el reino de Dios.—Manuscrito 19a, del 27 de marzo de 1886, “Lecciones de la vida de Abrahán”. CDCD 93.5

No hay comentarios:

Publicar un comentario