Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

06 de Enero CONFIAD EN JEHOVA.

Confiad en Jehová perpetuamente: porque en el Señor Jehová está la fortaleza de los siglos. (Isa.26:1) El es la grandeza, el poder y la gloria, la victoria y la majestad. No limitemos al Santo de Israel. ¡Qué fuente ésta a la cual podemos recurrir en todos los momentos de tribulación; el corazón no puede abrigar desconfianza! El hombre yerra, es empecinado y rebelde y se muestra desafiante aún frente a Dios; pero el Señor es benigno y paciente y de tierna compasión. Tiene el cielo y la tierra a su disposi-ción, y sabe exactamente lo que necesitamos aún antes de que le presentemos nuestras necesidades y deseos. Vemos apenas un corto trecho del camino que se extiende ante nosotros; pero "todas las cosas es-tán desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta." El jamás se confunde. El impera por encima de la confusión y las perturbaciones de la tierra, y todas las cosas están abiertas a su divina inspección; y desde su eterno solio, majestoso y sereno, puede ordenar lo que según su providen-cia considera mejor. Si se nos encomendaran los planes, cometeríamos errores. Nuestros prejuicios y debilidades, nues-tras ilusiones e ignorancia se manifestarían de maneras diversas. Pero la obra es del Señor; la causa es suya; él jamás deja a sus obreros sin instrucciones divinas… Por pesadas que sean las cargas, deposítalas sobre el Señor. El que vela sobre Israel no se adorme-ce ni duerme. Reposa en Dios. El Señor guarda en perfecta paz a aquel cuyo espíritu descansa en él. A veces quizá te parezca que no te será posible dar un solo paso más. Bien, espera y conoce que "Yo soy Dios." "Sé fuerte y valiente; no tenias, ni desmayes: porque el Señor tu Dios será contigo por dondequiera que fueres…” Necesitamos atesorar fe. (Carta 19, 1892) Debemos aprender el arte sencillo de tomar a Dios por la palabra; luego estaremos afirmados sobre terreno seguro. (YI, 18-08-1886) (11)

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...