Seguidores

Cada Día con Dios


La luz irrumpe entre las tinieblas, 5 de diciembre https://ift.tt/3ongbdg He aquí te he purificado, y no como a plata; te he escogido en horno de aflicción. Isaías 48:10. Todas las palabras de consuelo que le pueda dirigir no valdrán mucho. Usted sabe cuál es la Fuente de su fortaleza y su consuelo. No es ajeno a Jesús y a su amor. Usted es uno de aquellos para quienes la vida es un largo conflicto lleno de dolor, fatiga y desilusión. La esperanza diferida ha entristecido su corazón, pero recuerde que este mundo es el escenario de nuestras pruebas, nuestros pesares y dolores. Estamos aquí para pasar la prueba a que Dios nos somete. El fuego debe ser avivado hasta que consuma la escoria y nosotros salgamos como oro purificado en el horno de la aflicción. Usted puede meditar, mi querido hermano, en la misteriosa providencia de Dios que lo ha privado ahora de la luz de sus ojos. Usted cree que si no fuera por esta gran pérdida, sería un hombre comparativamente feliz. Pero podría ser que precisamente la pérdida de su hija fuera para usted, y no sólo para usted, sino para mucha gente en Suiza, algo que ha acontecido para la salvación de sus almas. De estas tinieblas, que a veces parecen incomprensibles, surgirá la luz. “Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre Jehová bendito”. Job 1:21. Sea éste el idioma de su corazón. La nube de misericordia se cierne sobre usted, y se derramará sobre usted incluso en la hora más sombría. Los beneficios de Dios son tan numerosos como las gotas de lluvia que caen de las nubes sobre la tierra sedienta, para regarla y refrigerarla. La misericordia de Dios está sobre usted... El Señor lo ama, mi querido hermano. Lo ama. “Los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará”. Isaías 54:10. “Todas las cosas les ayudan a bien... a los que conforme a su propósito son llamados”. Romanos 8:28. Si sus ojos se pudieran abrir, podría ver a su Padre celestial amorosamente inclinado sobre usted, y si pudiera escuchar su voz, descubriría que le habla en tono compasivo puesto que está postrado por su sufrimiento y su aflicción. Sosténgase en su fortaleza; hay descanso para usted, que está fatigado.—Carta 7, del 5 de diciembre de 1878, dirigida al pastor J. N. Andrews, que acababa de perder una hija mientras trabajaba en Europa.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS