Seguidores

Recibiréis Poder


El enemigo no se entrega fácilmente, 5 de diciembre https://ift.tt/3rBl4RS Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Apocalipsis 12:12. Los que consagran todo a Dios no quedarán libres de las molestias del enemigo de los creyentes. Satanás vendrá a ellos con tentaciones atractivas, diseñadas para alejarlos de su lealtad a Dios. Intentará sobornarlos, como lo hizo con Cristo en el desierto, diciéndole: “Todo esto te daré, si postrado me adorares”. Mateo 4:9. Pero, ¿cuál debería ser la respuesta del cristiano a todas las tentaciones del maligno? Debería decir: “No prestaré mi influencia de ningún modo al progreso de nada que no sea la causa de Cristo. No soy mío; he sido comprado por precio. No he de vivir para agradarme a mí mismo; porque he sido comprado y rescatado por la sangre de Cristo. No es posible darle a Jesús más de lo que le pertenece; cada momento de mi vida es suyo. Soy su posesión, un siervo empleado para hacer la voluntad de mi Maestro”. Esta es la única posición segura; y si los feligreses sintieran esto, qué poder ejercería la iglesia para atraer y ganar creyentes para Cristo. El esfuerzo de servir a Dios y al diablo al mismo tiempo es lo que deja al cuerpo de Cristo, la feligresía, tan destituido del Espíritu de Dios. Si los miembros estuvieran consagrados a Dios, si estuvieran en la unidad del Espíritu, en el vínculo de la paz, y si estuvieran organizados con el propósito de impartir a otros una influencia para el bien, la iglesia realmente sería la luz del mundo. Si los feligreses individualmente buscaran representar a Cristo ante el mundo en carácter y vida, miles, que ahora tienen razón para criticar las palabras y los hechos de los que profesan el nombre de Cristo, serían atraídos al Salvador. “Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros”. 2 Corintios 4:6, 7.—The Home Missionary, 1 de octubre de 1892.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS