Seguidores

A Fin de Conocerle


Música dulce en el cielo, 25 de noviembre https://ift.tt/3xldYSi De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. Mateo 25:40. Cristo le dice a su pueblo redimido: “Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí”. Vers. 34-36. Cuando los corazones simpatizan con los corazones afligidos por el desánimo y las contrariedades; cuando la mano ayuda al necesitado; cuando se viste al desnudo y cuando se da la bienvenida al forastero y se lo invita al hogar y se le da un lugar en el corazón, los ángeles están muy cerca, y en el cielo se canta con gozo. Cada acto, cada obra de justicia, misericordia y benevolencia, hacen resonar dulce música en el cielo. El Padre desde su trono los contempla y los considera como su tesoro más preciado. “Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe”. Malaquías 3:17... Nuestro Padre celestial pone bendiciones ocultas en nuestro camino, las que algunos no tocarán por temor de que los priven de su alegría. Los ángeles esperan para ver si aprovechamos las oportunidades de hacer el bien, esperan para ver si bendecimos a otros para que ellos a su vez nos bendigan a nosotros. El Señor mismo nos ha hecho diferentes: algunos pobres, algunos ricos, algunos afligidos, para que todos tengamos la oportunidad de desarrollar un carácter. El Señor permite que haya pobres para probarnos y que desarrollemos lo que hay en nuestro corazón.—The Review and Herald, 20 de abril de 1886. Cada acto de misericordia realizado con los necesitados, los que sufren, se considera hecho a Jesús mismo. Cuando socorréis a los pobres, simpatizáis con los afligidos y oprimidos y ayudáis a los huérfanos, os ponéis en una relación más estrecha con Jesús.— (Ibid.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS