Ir al contenido principal

En los Lugares Celestiales


𝐄𝐬𝐩𝐞𝐫𝐚𝐧𝐳𝐚 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐥𝐨𝐬 𝐩𝐞𝐜𝐚𝐝𝐨𝐫𝐞𝐬 𝐩𝐞𝐫𝐝𝐢𝐝𝐨𝐬, 𝟏𝟖 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ https://m.egwwritings.org/es/book/1751.2225#2225⁣ 𝐑𝐞𝐬𝐩𝐨𝐧𝐝𝐢𝐞𝐧𝐝𝐨 𝐉𝐞𝐬ú𝐬, 𝐥𝐞𝐬 𝐝𝐢𝐣𝐨: 𝐋𝐨𝐬 𝐪𝐮𝐞 𝐞𝐬𝐭á𝐧 𝐬𝐚𝐧𝐨𝐬 𝐧𝐨 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞𝐧 𝐧𝐞𝐜𝐞𝐬𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐝𝐞 𝐦é𝐝𝐢𝐜𝐨, 𝐬𝐢𝐧𝐨 𝐥𝐨𝐬 𝐞𝐧𝐟𝐞𝐫𝐦𝐨𝐬. 𝐍𝐨 𝐡𝐞 𝐯𝐞𝐧𝐢𝐝𝐨 𝐚 𝐥𝐥𝐚𝐦𝐚𝐫 𝐚 𝐣𝐮𝐬𝐭𝐨𝐬, 𝐬𝐢𝐧𝐨 𝐚 𝐩𝐞𝐜𝐚𝐝𝐨𝐫𝐞𝐬 𝐚𝐥 𝐚𝐫𝐫𝐞𝐩𝐞𝐧𝐭𝐢𝐦𝐢𝐞𝐧𝐭𝐨. 𝐋𝐮𝐜𝐚𝐬 𝟓:𝟑𝟏, 𝟑𝟐. ⁣ ⁣ Los pecadores fueron el objeto especial de la misión de Cristo—los pecadores de toda raza y región... Todos le son caros porque son comprados por su sangre. El trabajo misionero local ha de recibir una esmerada atención. Que sea buscado todo pecador dentro de nuestros hogares y en nuestro propio vecindario. Que se les dediquen esfuerzos personales. Los casos que parecen más desesperados han de ser atendidos con más diligencia, con fe, esperanza y oración ferviente... ⁣ ⁣ Aquellos sobre quienes Satanás ejerce su poder más decididamente son los que despiertan la simpatía del gran corazón de amor del Salvador. El deja a las reunidas en el aprisco, para internarse en el desierto y buscar y rescatar a las ovejas perdidas. Manifiesta el más tierno amor por quienes son atrapados por el poder engañador de Satanás. Y cuando las ovejas extraviadas son verdaderamente halladas por Jesús, cuánto gozo y regocijo hay en todo el universo del cielo... ⁣ ⁣ El hombre mortal no puede leer el corazón del hombre y a menudo es engañado por las apariencias externas y superficiales. Pero Aquel que puede leer en el corazón de los hombres como en un libro abierto nunca juzga mal. Siempre juzga justamente; y conoce la atmósfera que rodea a cada alma. Sabe cuántas y cuán violentas son las luchas del alma humana para vencer las tendencias hereditarias naturales y los pecados que han llegado a ser comunes por el hábito de la repetición. ⁣ ⁣ Él dice: [El alma] es mía; la he comprado con la agonía y la sangre humanas. Largo tiempo he soportado sus modales, su falta de cortesía, su comportamiento ingrato hacia mí, sin embargo me abstuve de cortarla, esperando que mediante mis colaboradores vivos fuese traída al arrepentimiento para que pudiera sanarla, lavarla y purificarla en mi propia sangre.—Manuscrito 41, 1890.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Dios nos Cuida

Dios cuida de mí, 22 de febrero https://ift.tt/VU2H8Nr No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10. El Señor se mantiene en activa comunicación con cada parte de sus vastos dominios. Se lo representa inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atención a cada oración; observa los movimientos de cada ser... Dios siempre ha velado por su pueblo... Cristo enseñó a sus discípulos que la medida de atención divina concedida a cualquier objeto o ser depende de la jerarquía que le corresponde dentro de la creación de Dios. Les señaló los pájaros, y les dijo que ni siquiera un gorrión cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. Y si Dios se preocupa por un gorrioncillo, con toda seguridad las almas por las cuales Cristo murió son de inmenso valor para él. El valor del hombre, la estima en