Seguidores

Reflejemos a Jesús


𝐄𝐥𝐢𝐬𝐞𝐨 𝐦𝐚𝐧𝐢𝐟𝐢𝐞𝐬𝐭𝐚 𝐟𝐢𝐫𝐦𝐞𝐳𝐚, 𝟏𝟖 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ https://m.egwwritings.org/es/book/1754.2727#2727⁣ 𝐘 𝐄𝐥í𝐚𝐬 𝐥𝐞 𝐝𝐢𝐣𝐨 [𝐚 𝐄𝐥𝐢𝐬𝐞𝐨]: 𝐓𝐞 𝐫𝐮𝐞𝐠𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐭𝐞 𝐪𝐮𝐞𝐝𝐞𝐬 𝐚𝐪𝐮í, 𝐩𝐨𝐫𝐪𝐮𝐞 𝐉𝐞𝐡𝐨𝐯á 𝐦𝐞 𝐡𝐚 𝐞𝐧𝐯𝐢𝐚𝐝𝐨 𝐚𝐥 𝐉𝐨𝐫𝐝á𝐧. 𝐘 é𝐥 𝐝𝐢𝐣𝐨: 𝐕𝐢𝐯𝐞 𝐉𝐞𝐡𝐨𝐯á, 𝐲 𝐯𝐢𝐯𝐞 𝐭𝐮 𝐚𝐥𝐦𝐚, 𝐪𝐮𝐞 𝐧𝐨 𝐭𝐞 𝐝𝐞𝐣𝐚𝐫é. 𝟐 𝐑𝐞𝐲𝐞𝐬 𝟐:𝟔. ⁣ ⁣ Los primeros años de la existencia del profeta Eliseo transcurrieron en la quietud de la vida campestre bajo la enseñanza de Dios y la naturaleza, y la disciplina del trabajo útil. En una época de apostasía casi universal, la familia de su padre se contaba entre los que no habían doblado la rodilla ante Baal. En ese hogar se honraba a Dios, y la fidelidad al deber era la norma de la vida diaria. ⁣ ⁣ Como hijo de un rico agricultor, Eliseo había echado mano del trabajo que tenía más cerca. Aunque poseía aptitudes para dirigir a los hombres, se lo instruyó en los deberes comunes de la vida. A fin de dirigir sabiamente, debía aprender a obedecer. La fidelidad en las cosas pequeñas lo preparó para llevar responsabilidades mayores. ⁣ ⁣ Aunque era dócil y manso, Eliseo poseía también energía y firmeza. Abrigaba el amor y el temor de Dios, y de la humilde rutina del trabajo diario obtuvo fuerza de propósito y nobleza de carácter, y creció en la gracia y el conocimiento divinos. Mientras cooperaba con su padre en los trabajos del hogar, aprendía a cooperar con Dios. ⁣ ⁣ Eliseo recibió el llamado profético mientras araba el campo con los criados de su padre. Cuando Elías, dirigido divinamente en la elección de su sucesor, echó su manto sobre los hombros del joven, Eliseo reconoció y obedeció la orden. “Y fue tras Elías, y le servía”. 1 Reyes 19:21. No fue grande el trabajo que al principio se exigió de Eliseo; las obligaciones comunes seguían constituyendo su disciplina. Se dice que él vertía agua en las manos de Elías, su maestro. Como ayudante personal del profeta, siguió siendo fiel en las cosas pequeñas, al par que con un propósito que se fortalecía diariamente se consagraba a la misión que le había sido asignada por Dios... ⁣ ⁣ Al volverse para seguir a Elías, el profeta le dijo que regresara a su casa. Debía calcular el costo, decidir por sí mismo si había de aceptar o rechazar el llamamiento. Pero Eliseo comprendió el valor de su oportunidad. Por ninguna ventaja mundanal hubiera dejado pasar la posibilidad de llegar a ser mensajero de Dios, o hubiese sacrificado el privilegio de asociarse con su siervo. ⁣ ⁣ Al transcurrir el tiempo y estar preparado Elías para la traslación, también Eliseo estaba listo para ser su sucesor. Nuevamente fueron probadas su fe y su resolución. Mientras acompañaba a Elías en su gira de servicio... éste en todos los lugares lo invitaba a que se volviera... Tan pronto como se le decía que se volviera, respondía: “Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré”... La educación que recibió Eliseo durante sus primeros años, bajo la dirección de Dios, lo preparó para esa obra.—La Educación, 58-61.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS