Ir al contenido principal

Nuestra Elevada Vocacion


𝐄𝐥 𝐥𝐞𝐠𝐚𝐝𝐨 𝐝𝐞 𝐩𝐚𝐳 𝐝𝐞 𝐂𝐫𝐢𝐬𝐭𝐨, 𝟏𝟖 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ https://m.egwwritings.org/es/book/1778.2354#2354⁣ 𝐋𝐚 𝐩𝐚𝐳 𝐨𝐬 𝐝𝐞𝐣𝐨, 𝐦𝐢 𝐩𝐚𝐳 𝐨𝐬 𝐝𝐨𝐲: 𝐧𝐨 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐞𝐥 𝐦𝐮𝐧𝐝𝐨 𝐥𝐚 𝐝𝐚, 𝐲𝐨 𝐨𝐬 𝐥𝐚 𝐝𝐨𝐲. 𝐍𝐨 𝐬𝐞 𝐭𝐮𝐫𝐛𝐞 𝐯𝐮𝐞𝐬𝐭𝐫𝐨 𝐜𝐨𝐫𝐚𝐳ó𝐧, 𝐧𝐢 𝐭𝐞𝐧𝐠𝐚 𝐦𝐢𝐞𝐝𝐨. 𝐉𝐮𝐚𝐧 𝟏𝟒:𝟐𝟕. ⁣ ⁣ Poco antes de su crucifixión, Cristo les dió a sus discípulos un legado de paz. ... Esta paz no es la paz que se adquiere a través de la conformidad con el mundo. Es una paz interna más bien que una paz externa. Afuera habrá guerras y luchas, causadas por la oposición de enemigos confesados, y la frialdad y suspicacia de aquellos que pretenden ser amigos. La paz de Cristo no hará desaparecer la división, sino que permanecerá entre las dificultades y la división. ⁣ ⁣ Aunque llevaba el título de Príncipe de Paz, Cristo dijo de sí mismo: “No penséis que he venido para meter paz en la tierra: no he venido para meter paz, sino espada”. Mateo 10:34. ... Aunque era el Príncipe de Paz sin embargo, era causa de división.—The Review and Herald, 16 de enero de 1900. ⁣ ⁣ Las familias deben ser divididas para que todos aquellos que invocan el nombre del Señor se salven. Todos los que rehusan su amor infinito encontrarán que el cristianismo es una espada, un factor perturbador de su paz. ... ⁣ ⁣ Es imposible que alguien llegue a ser un verdadero seguidor de Cristo sin hacer distinción entre él y la masa mundana de incrédulos. Si el mundo aceptara a Jesús, entonces no habría espada de disensión, porque todos serían discípulos de Cristo y estarían en comunión unos con otros, y su unidad no sería quebrantada. Pero ése no es el caso. Aquí y allá un miembro individual de una familia es fiel a las convicciones de su conciencia, y es obligado a permanecer solo. ... La línea demarcatoria se traza distintamente. Uno se coloca sobre la Palabra de Dios, los otros sobre las tradiciones y los dichos de los hombres. ... ⁣ ⁣ La paz que Cristo les dió a sus discípulos, y por la cual oró, es la paz que nace de la verdad, una paz que no se termina a causa de la división. Afuera puede haber guerra y luchas, celos, envidias, odios y dificultades; pero la paz de Cristo no es una paz que el mundo pueda dar o quitar.—The Review and Herald, 24 de julio de 1894.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán