Seguidores

Nuestra Elevada Vocacion


𝐄𝐥 𝐥𝐞𝐠𝐚𝐝𝐨 𝐝𝐞 𝐩𝐚𝐳 𝐝𝐞 𝐂𝐫𝐢𝐬𝐭𝐨, 𝟏𝟖 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ https://m.egwwritings.org/es/book/1778.2354#2354⁣ 𝐋𝐚 𝐩𝐚𝐳 𝐨𝐬 𝐝𝐞𝐣𝐨, 𝐦𝐢 𝐩𝐚𝐳 𝐨𝐬 𝐝𝐨𝐲: 𝐧𝐨 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐞𝐥 𝐦𝐮𝐧𝐝𝐨 𝐥𝐚 𝐝𝐚, 𝐲𝐨 𝐨𝐬 𝐥𝐚 𝐝𝐨𝐲. 𝐍𝐨 𝐬𝐞 𝐭𝐮𝐫𝐛𝐞 𝐯𝐮𝐞𝐬𝐭𝐫𝐨 𝐜𝐨𝐫𝐚𝐳ó𝐧, 𝐧𝐢 𝐭𝐞𝐧𝐠𝐚 𝐦𝐢𝐞𝐝𝐨. 𝐉𝐮𝐚𝐧 𝟏𝟒:𝟐𝟕. ⁣ ⁣ Poco antes de su crucifixión, Cristo les dió a sus discípulos un legado de paz. ... Esta paz no es la paz que se adquiere a través de la conformidad con el mundo. Es una paz interna más bien que una paz externa. Afuera habrá guerras y luchas, causadas por la oposición de enemigos confesados, y la frialdad y suspicacia de aquellos que pretenden ser amigos. La paz de Cristo no hará desaparecer la división, sino que permanecerá entre las dificultades y la división. ⁣ ⁣ Aunque llevaba el título de Príncipe de Paz, Cristo dijo de sí mismo: “No penséis que he venido para meter paz en la tierra: no he venido para meter paz, sino espada”. Mateo 10:34. ... Aunque era el Príncipe de Paz sin embargo, era causa de división.—The Review and Herald, 16 de enero de 1900. ⁣ ⁣ Las familias deben ser divididas para que todos aquellos que invocan el nombre del Señor se salven. Todos los que rehusan su amor infinito encontrarán que el cristianismo es una espada, un factor perturbador de su paz. ... ⁣ ⁣ Es imposible que alguien llegue a ser un verdadero seguidor de Cristo sin hacer distinción entre él y la masa mundana de incrédulos. Si el mundo aceptara a Jesús, entonces no habría espada de disensión, porque todos serían discípulos de Cristo y estarían en comunión unos con otros, y su unidad no sería quebrantada. Pero ése no es el caso. Aquí y allá un miembro individual de una familia es fiel a las convicciones de su conciencia, y es obligado a permanecer solo. ... La línea demarcatoria se traza distintamente. Uno se coloca sobre la Palabra de Dios, los otros sobre las tradiciones y los dichos de los hombres. ... ⁣ ⁣ La paz que Cristo les dió a sus discípulos, y por la cual oró, es la paz que nace de la verdad, una paz que no se termina a causa de la división. Afuera puede haber guerra y luchas, celos, envidias, odios y dificultades; pero la paz de Cristo no es una paz que el mundo pueda dar o quitar.—The Review and Herald, 24 de julio de 1894.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS