Seguidores

Hijos e Hijas de Dios


𝐋𝐥𝐞𝐧𝐚𝐝 𝐥𝐚 𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐯𝐞𝐫𝐝𝐚𝐝, 𝟏𝟔 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ 𝘩𝘵𝘵𝘱𝘴://𝘮.𝘦𝘨𝘸𝘸𝘳𝘪𝘵𝘪𝘯𝘨𝘴.𝘰𝘳𝘨/𝘦𝘴/𝘣𝘰𝘰𝘬/𝟷𝟽𝟶𝟻.𝟷𝟿𝟹𝟾#𝟷𝟿𝟹𝟾⁣ 𝐏𝐨𝐫 𝐦𝐞𝐝𝐢𝐨 𝐝𝐞 𝐥𝐚𝐬 𝐜𝐮𝐚𝐥𝐞𝐬 𝐧𝐨𝐬 𝐡𝐚 𝐝𝐚𝐝𝐨 𝐩𝐫𝐞𝐜𝐢𝐨𝐬𝐚𝐬 𝐲 𝐠𝐫𝐚𝐧𝐝í𝐬𝐢𝐦𝐚𝐬 𝐩𝐫𝐨𝐦𝐞𝐬𝐚𝐬, 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐩𝐨𝐫 𝐞𝐥𝐥𝐚𝐬 𝐥𝐥𝐞𝐠𝐚𝐬𝐞𝐢𝐬 𝐚 𝐬𝐞𝐫 𝐩𝐚𝐫𝐭𝐢𝐜𝐢𝐩𝐚𝐧𝐭𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐧𝐚𝐭𝐮𝐫𝐚𝐥𝐞𝐳𝐚 𝐝𝐢𝐯𝐢𝐧𝐚, 𝐡𝐚𝐛𝐢𝐞𝐧𝐝𝐨 𝐡𝐮𝐢𝐝𝐨 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐜𝐨𝐫𝐫𝐮𝐩𝐜𝐢ó𝐧 𝐪𝐮𝐞 𝐡𝐚𝐲 𝐞𝐧 𝐞𝐥 𝐦𝐮𝐧𝐝𝐨 𝐚 𝐜𝐚𝐮𝐬𝐚 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐜𝐨𝐧𝐜𝐮𝐩𝐢𝐬𝐜𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚. 𝟐 𝐏𝐞𝐝𝐫𝐨 𝟏:𝟒. ⁣ ⁣ Es el deber de cada hijo e hija de Dios almacenar en su mente las verdades divinas; y entre más haga esto, más fuerza y claridad de mente tendrá para entender los asuntos profundos de Dios. Y a medida que los principios de la verdad se lleven a cabo en su vida diaria podrá ser cada vez más serio y vigoroso. ⁣ ⁣ Lo que bendecirá a la humanidad es la vida espiritual. El que está en armonía con Dios, dependerá constantemente de él para obtener fortaleza. “Sed vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”. La obra de nuestra vida debería consistir en avanzar constantemente para alcanzar la perfección del carácter cristiano, esforzándonos siempre por conformarnos a la voluntad de Dios. Los esfuerzos iniciados en la tierra continuarán por toda la eternidad. Los adelantos hechos aquí nos pertenecerán cuando entremos en la vida futura. ⁣ ⁣ Los que son participantes de la humildad, la pureza y el amor de Cristo, se gozarán en Dios, y esparcirán luz y alegría a todo su alrededor. El pensamiento de que Cristo murió para conseguirnos el don de la vida eterna, basta para poner de manifiesto en nuestro corazón la gratitud más sincera y ferviente, y obtener de nuestros labios la alabanza más entusiasta. Las promesas de Dios son ricas, plenas y gratuitas. Cualquiera que, en la fortaleza de Cristo, cumpla con los requisitos, podrá reclamar estas promesas con toda su riqueza de bendición como propias. Y al recibir abundante provisión del almacén de Dios, podrá, en el viaje de la vida, “andar como es digno del Señor, agradándole en todo”, bendiciendo a sus semejantes y honrando a Dios con su ejemplo piadoso. Mientras nuestro Salvador previene a sus seguidores con la advertencia: “Sin mí nada podéis hacer”, ha unido a ella para nuestro estímulo la grata seguridad de que “el que está en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto”.—The Review and Herald, 20 de septiembre de 1881.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS