Ir al contenido principal

Recibiréis Poder


𝐒𝐢𝐧 𝐝𝐞𝐬ó𝐫𝐝𝐞𝐧𝐞𝐬 𝐧𝐢 𝐟𝐚𝐧𝐚𝐭𝐢𝐬𝐦𝐨, 𝟏𝟕 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ https://m.egwwritings.org/es/book/1772.2127#2127⁣ 𝘙𝘦𝘵𝘦𝘯𝘦𝘥𝘰𝘳 𝘥𝘦 𝘭𝘢 𝘱𝘢𝘭𝘢𝘣𝘳𝘢 𝘧𝘪𝘦𝘭 𝘵𝘢𝘭 𝘤𝘰𝘮𝘰 𝘩𝘢 𝘴𝘪𝘥𝘰 𝘦𝘯𝘴𝘦ñ𝘢𝘥𝘢, 𝘱𝘢𝘳𝘢 𝘲𝘶𝘦 𝘵𝘢𝘮𝘣𝘪é𝘯 𝘱𝘶𝘦𝘥𝘢 𝘦𝘹𝘩𝘰𝘳𝘵𝘢𝘳 𝘤𝘰𝘯 𝘴𝘢𝘯𝘢 𝘦𝘯𝘴𝘦ñ𝘢𝘯𝘻𝘢 𝘺 𝘤𝘰𝘯𝘷𝘦𝘯𝘤𝘦𝘳 𝘢 𝘭𝘰𝘴 𝘲𝘶𝘦 𝘤𝘰𝘯𝘵𝘳𝘢𝘥𝘪𝘤𝘦𝘯. 𝘛𝘪𝘵𝘰 𝟷:𝟿. ⁣ ⁣ Existe el peligro constante de ir en pos de algo que llega a nuestro medio y que consideramos como la actuación del Espíritu Santo, pero que en realidad es el fruto del espíritu de fanatismo. Mientras permitamos que el enemigo de la verdad nos conduzca por el camino equivocado, no podremos esperar alcanzar con el mensaje del tercer ángel a los que son sinceros de corazón. Debemos ser santificados mediante la obediencia a la verdad. Temo todo lo que tienda a apartar la mente de la sólida evidencia de la verdad como está revelada en la Palabra de Dios. Temo eso; repito que lo temo. Debemos colocar nuestras mentes dentro de los límites de la razón, para que el enemigo no se introduzca y trastorne el orden de las cosas. Hay personas de temperamento excitable que fácilmente son conducidas al fanatismo, y si permitiésemos que en nuestras iglesias se introdujera alguna cosa que indujese a error a tales personas, pronto veríamos esos errores desarrollarse en toda su extensión, y entonces, debido a la conducta de estos elementos desordenados, toda la organización adventista quedaría manchada por un baldón. ⁣ ⁣ He estado estudiando la manera de publicar otra vez algunas de estas experiencias, de modo que un mayor número de nuestros hermanos pueda recibir la información necesaria, porque sé desde hace mucho tiempo que el fanatismo volverá a manifestarse en diferentes formas. Debemos fortalecer nuestra posición estudiando intensamente la Palabra, y evitando todas las rarezas y los ejercicios extraños que con mucha rapidez algunas personas aceptarán y practicarán. Si permitiésemos que la confusión se introdujera en nuestras filas, no podríamos afirmar nuestra obra en la forma debida... ⁣ ⁣ Siento mucho temor de que se introduzca entre nuestro pueblo cualquier cosa de naturaleza fanática. Hay muchísimos que deben ser santificados, pero deben serlo mediante la obediencia al mensaje de verdad.—Mensajes Selectos 2:49-51.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Dios nos Cuida

Dios cuida de mí, 22 de febrero https://ift.tt/VU2H8Nr No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10. El Señor se mantiene en activa comunicación con cada parte de sus vastos dominios. Se lo representa inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atención a cada oración; observa los movimientos de cada ser... Dios siempre ha velado por su pueblo... Cristo enseñó a sus discípulos que la medida de atención divina concedida a cualquier objeto o ser depende de la jerarquía que le corresponde dentro de la creación de Dios. Les señaló los pájaros, y les dijo que ni siquiera un gorrión cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. Y si Dios se preocupa por un gorrioncillo, con toda seguridad las almas por las cuales Cristo murió son de inmenso valor para él. El valor del hombre, la estima en