Magnificamos la ley por nuestras palabras y acciones, 9 de febrero

Magnificamos la ley por nuestras palabras y acciones, 9 de febrero
Mas cualquiera que los haga y los enseñe [a estos mandamientos], éste será llamado grande en el reino de los cielos.Mateo 5:19{RJ 46.1}

¿Qué razón tienen los hombres para pensar que Dios no se preocupa si ellos le obedecen sin reservas o siguen su propio camino? Adán y Eva perdieron el Edén por una transgresión a su orden; y ¿cómo nos atreveríamos a jugar con la ley del Altísimo, y construir en nuestras almas engañosas excusas? Hacemos esto con terrible peligro. Debemos guardar toda la ley, cada jota y cada tilde; porque el que ofendiere en un punto es culpable de todos. Cada rayo de luz debe ser recibido y atesorado, o nos convertiremos en cuerpos de oscuridad. El Señor Jesús declara: “De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos”. Debiéramos magnificar los preceptos del Cielo por nuestras palabras y acciones... {RJ 46.2}
Antes de que el diluvio arrasara la tierra, Dios envió un mensaje por medio de Noé para advertir a la gente de la inminente catástrofe. Hubo quienes no creyeron en la advertencia; pero su incredulidad no detuvo la lluvia, ni evitó que las aguas del abismo sumergieran a un mundo burlador. Y hoy, mientras se presenta el último mensaje para traer a los siervos de Dios a la armonía con cada precepto de su ley, habrá burladores e incrédulos; pero cada alma debe mantenerse en su propia integridad. Como Noé fue fiel al advertir al mundo antediluviano, así debemos ser fieles al gran propósito que Dios nos ha dado. Aunque hay burladores... en cada lugar, no debemos retraernos de presentar la verdad del Cielo a esta generación... {RJ 46.3}
Hay quienes se agradarían de arrullarlos hasta hacerlos dormir en su carnal seguridad; pero yo tengo una tarea diferente. Mi mensaje es para alarmarlos, para llevarlos a reformar sus vidas y abandonar su rebelión contra el Dios del universo... {RJ 46.4}
La fe en Jesús no anula la ley, sino que la establece, y producirá frutos de obediencia en nuestras vidas... {RJ 46.5}

La iglesia que Cristo presenta ante el trono de su gloria es sin “mancha, ni arruga, ni cosa semejante”. ¿Desea usted estar entre aquellos que hayan lavado las ropas del carácter en la sangre del Cordero? Entonces, deje de hacer lo malo; aprenda a hacer el bien Isaías 1:16, 17; camine en los mandamientos y las ordenanzas de Dios sin culpa. No ha de preguntar si guardar la verdad del Cielo se ajusta a su conveniencia. Ha de tomar su cruz y seguir a Cristo, cueste lo que costare. Encontrará que su yugo es fácil y su carga es ligera.—The Review and Herald, 22 de junio de 1911{RJ 46.6}

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS