Ir al contenido principal

Hijos e Hijas de Dios


Abrahán, un hombre cortés, 10 de noviembre ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mi. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. Génesis 13:9. https://ift.tt/3kkTQdF La familia de Abrahán comprendía más de mil almas. Los que aprendían a adorar al Dios verdadero por sus enseñanzas, encontraban un hogar bajo sus tiendas, y allí, lo mismo que en una escuela, recibían una instrucción tal que los preparaba para ser representantes de la fe. El afecto que tenía Abrahán por sus hijos y su casa lo indujo a velar por su fe religiosa, a impartirles el conocimiento de los estatutos divinos, como el legado más precioso que podía transmitirles, y mediante ellos al mundo. A todos se les enseñó que estaban bajo la autoridad del Dios del cielo. No debía existir opresión de parte de los padres, ni desobediencia de parte de los hijos. La ley de Dios señalaba sus deberes a cada uno, y solamente bajo la obediencia podrían asegurarse la felicidad y la prosperidad. Su propio ejemplo y la influencia silenciosa de su vida diaria eran lecciones constantes. En su hogar manifestaba la misma integridad a toda prueba, benevolencia y generosa cortesía que le había ganado la admiración de reyes. En su vida había una fragancia, una nobleza y una amabilidad de carácter que revelaba a todos que estaba relacionado con el cielo. No descuidó el alma del siervo más humilde. En su casa no había una ley para el amo y otra para el siervo; un camino real para el rico y otro para el pobre. A todos trataba con justicia y compasión, como a herederos con él de la gracia de la vida.—Manuscrito 22, 1904. Abrahán fue un hombre de fe, que siempre siguió los principios de estricta integridad. Fue cortés y honorable en todos sus negocios y transacciones. Su vida estaba controlada por la urbanidad cristiana, y colocaba el servicio del Señor sobre todo lo demás. No se había desviado ni un ápice de los puros principios cristianos.——Carta 203, 1903.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán