Ir al contenido principal

La Maravillosa Gracia de Dios


¿𝐘 𝐥𝐚𝐬 𝐛𝐮𝐞𝐧𝐚𝐬 𝐨𝐛𝐫𝐚𝐬? 𝟏𝟗 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ https://m.egwwritings.org/es/book/1763.2358#2358⁣ 𝐒𝐨𝐦𝐨𝐬 𝐡𝐞𝐜𝐡𝐮𝐫𝐚 𝐬𝐮𝐲𝐚, 𝐜𝐫𝐞𝐚𝐝𝐨𝐬 𝐞𝐧 𝐂𝐫𝐢𝐬𝐭𝐨 𝐉𝐞𝐬ú𝐬 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐛𝐮𝐞𝐧𝐚𝐬 𝐨𝐛𝐫𝐚𝐬, 𝐥𝐚𝐬 𝐜𝐮𝐚𝐥𝐞𝐬 𝐃𝐢𝐨𝐬 𝐩𝐫𝐞𝐩𝐚𝐫ó 𝐝𝐞 𝐚𝐧𝐭𝐞𝐦𝐚𝐧𝐨 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐚𝐧𝐝𝐮𝐯𝐢é𝐬𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐞𝐧 𝐞𝐥𝐥𝐚𝐬. 𝐄𝐟𝐞𝐬𝐢𝐨𝐬 𝟐:𝟏𝟎. ⁣ ⁣ Nuestra aceptación por parte de Dios es segura únicamente por medio de su amado Hijo, y las buenas obras son sólo el resultado de la operación de su amor perdonador del pecado. No se acreditan a nuestra cuenta, ni se nos concede nada por nuestras buenas obras para que por ellas podamos reclamar una parte en la salvación de nuestras almas. La salvación es el don gratuito de Dios para el creyente, que se le otorga sólo por causa de Cristo. El alma conturbada puede encontrar paz por medio de la fe en Cristo, y esta paz será proporcional a su fe y confianza. No puede presentar sus buenas obras como un argumento para la salvación de su alma. ⁣ ⁣ Pero, ¿no tienen ningún valor las buenas obras realmente? El pecador que peca impunemente cada día, ¿es considerado por Dios con la misma simpatía que aquel que por fe en Cristo trata de obrar en su integridad? Las Escrituras responden: “Somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”. En su divino plan, por medio de su favor inmerecido, el Señor ha establecido que las buenas obras sean recompensadas. Somos aceptados únicamente por los méritos de Cristo; y los actos de misericordia, los hechos de caridad que realizamos, son los frutos de la fe; y llegan a ser bendición para nosotros; porque los hombres han de ser recompensados de acuerdo con sus obras. Por la fragancia del mérito de Cristo nuestras buenas obras son aceptadas por Dios, y es la gracia la que nos capacita para hacer las buenas obras por las cuales se nos recompensa. Nuestras obras no tienen valor en ellas mismas ni por sí mismas. Una vez que hayamos hecho todo lo posible, debiéramos considerarnos siervos inútiles. No merecemos los agradecimientos de Dios. Hemos cumplido solamente con nuestro deber, y nuestras obras no podrían haberse llevado a cabo con la fuerza de nuestra propia naturaleza pecaminosa. El Señor nos insta a acercarnos a él y él se acercará a nosotros; y al acercarnos a él recibiremos la gracia.—The S.D.A. Bible Commentary 5:1122.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Dios nos Cuida

Dios cuida de mí, 22 de febrero https://ift.tt/VU2H8Nr No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10. El Señor se mantiene en activa comunicación con cada parte de sus vastos dominios. Se lo representa inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atención a cada oración; observa los movimientos de cada ser... Dios siempre ha velado por su pueblo... Cristo enseñó a sus discípulos que la medida de atención divina concedida a cualquier objeto o ser depende de la jerarquía que le corresponde dentro de la creación de Dios. Les señaló los pájaros, y les dijo que ni siquiera un gorrión cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. Y si Dios se preocupa por un gorrioncillo, con toda seguridad las almas por las cuales Cristo murió son de inmenso valor para él. El valor del hombre, la estima en