Ir al contenido principal

Nuestra Elevada Vocacion


𝐄𝐥 𝐟𝐮𝐧𝐝𝐚𝐦𝐞𝐧𝐭𝐨 𝐝𝐞 𝐭𝐨𝐝𝐚 𝐩𝐚𝐳 𝐯𝐞𝐫𝐝𝐚𝐝𝐞𝐫𝐚, 𝟏𝟗 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ https://m.egwwritings.org/es/book/1778.2362#2362⁣ 𝐄𝐬𝐭𝐚𝐬 𝐜𝐨𝐬𝐚𝐬 𝐨𝐬 𝐡𝐞 𝐡𝐚𝐛𝐥𝐚𝐝𝐨, 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐞𝐧 𝐦í 𝐭𝐞𝐧𝐠á𝐢𝐬 𝐩𝐚𝐳. 𝐄𝐧 𝐞𝐥 𝐦𝐮𝐧𝐝𝐨 𝐭𝐞𝐧𝐝𝐫é𝐢𝐬 𝐚𝐟𝐥𝐢𝐜𝐜𝐢ó𝐧: 𝐦𝐚𝐬 𝐜𝐨𝐧𝐟𝐢𝐚𝐝, 𝐲𝐨 𝐡𝐞 𝐯𝐞𝐧𝐜𝐢𝐝𝐨 𝐚𝐥 𝐦𝐮𝐧𝐝𝐨. 𝐉𝐮𝐚𝐧 𝟏𝟔:𝟑𝟑. ⁣ ⁣ “Para que en mí tengáis paz”—paz en Cristo, paz en la creencia de la verdad. Al Consolador se lo llama el Espíritu de verdad, porque hay consuelo y esperanza y paz en la verdad. La falsedad no puede proporcionar una paz genuina; ésta puede recibirse únicamente a través de la verdad. ... ⁣ ⁣ Jesús oró que sus seguidores fueran una sola cosa; pero no hemos de sacrificar la verdad para asegurar esta unión, porque debemos ser santificados mediante la verdad. Aquí está el fundamento de toda paz verdadera. La sabiduría humana puede querer cambiar todo esto al considerar esta base demasiado estrecha. Los hombres pueden procurar efectuar la unión mediante concesiones hechas a la opinión popular, a través de la transigencia con el mundo, y del sacrificio de la piedad vital. Pero la verdad es la base de Dios para la unidad de su pueblo. ⁣ ⁣ La santificación, la unidad, la paz—todas deben ser nuestras a través de la verdad. La creencia de la verdad no torna a los hombres sombríos y descontentos. Si tenéis paz en Cristo, su sangre preciosa habla de perdón y esperanza a vuestra alma. Sí, y más todavía, encontráis gozo en el Espíritu Santo mediante la aceptación de las preciosas promesas. ⁣ ⁣ Jesús dijo: “En el mundo tendréis aflicción: mas confiad, yo he vencido al mundo”. Por lo tanto, el mundo no os vencerá si creéis en mí. Es un mundo que yo he conquistado. Porque he vencido, si creéis en mí, también venceréis. ... ⁣ ⁣ Todo lo que Jesús ha prometido lo cumplirá; y la duda de nuestra parte lo deshonra grandemente. Todas sus palabras son espíritu y son vida. Si las aceptamos y obedecemos, proporcionarán paz, felicidad y seguridad para siempre. ... Cristo declara que nos ha proporcionado paz; ésta nos pertenece. Y él ha hablado estas cosas, para que en él tengamos aquello que él adquirió para nosotros mediante el sacrificio infinito—lo que él considera que es nuestro. No necesitamos buscar esta paz en el mundo, porque el mundo no la posee. Se la encuentra en Cristo. El la concederá, a pesar del mundo, a pesar de sus amenazas y decretos, y de sus promesas engañadoras.—The Review and Herald, 12 de abril de 1892.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Dios nos Cuida

Dios cuida de mí, 22 de febrero https://ift.tt/VU2H8Nr No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10. El Señor se mantiene en activa comunicación con cada parte de sus vastos dominios. Se lo representa inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atención a cada oración; observa los movimientos de cada ser... Dios siempre ha velado por su pueblo... Cristo enseñó a sus discípulos que la medida de atención divina concedida a cualquier objeto o ser depende de la jerarquía que le corresponde dentro de la creación de Dios. Les señaló los pájaros, y les dijo que ni siquiera un gorrión cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. Y si Dios se preocupa por un gorrioncillo, con toda seguridad las almas por las cuales Cristo murió son de inmenso valor para él. El valor del hombre, la estima en