Seguidores

Conflicto y Valor


¿𝐂ó𝐦𝐨 𝐮𝐬𝐚𝐦𝐨𝐬 𝐥𝐨𝐬 𝐛𝐢𝐞𝐧𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐃𝐢𝐨𝐬? 𝟐𝟎 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ https://m.egwwritings.org/es/book/1712.2623#2623⁣ Hechos 4:32; 5:11.⁣ 𝐂𝐮𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐡𝐚𝐜𝐞𝐬 𝐯𝐨𝐭𝐨 𝐚 𝐉𝐞𝐡𝐨𝐯á 𝐭𝐮 𝐃𝐢𝐨𝐬, 𝐧𝐨 𝐭𝐚𝐫𝐝𝐞𝐬 𝐞𝐧 𝐩𝐚𝐠𝐚𝐫𝐥𝐨; 𝐩𝐨𝐫𝐪𝐮𝐞 𝐜𝐢𝐞𝐫𝐭𝐚𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐥𝐨 𝐝𝐞𝐦𝐚𝐧𝐝𝐚𝐫á 𝐉𝐞𝐡𝐨𝐯á 𝐭𝐮 𝐃𝐢𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐭𝐢, 𝐲 𝐬𝐞𝐫í𝐚 𝐩𝐞𝐜𝐚𝐝𝐨 𝐞𝐧 𝐭𝐢. 𝐃𝐞𝐮𝐭𝐞𝐫𝐨𝐧𝐨𝐦𝐢𝐨 𝟐𝟑:𝟐𝟏. ⁣ ⁣ La breve pero terrible historia de Ananías y Safira ha sido registrada por la pluma inspirada para beneficio de todos los que profesan seguir a Cristo. Esta lección importante no ha pesado lo suficiente en la mente de nuestro pueblo... Esta señalada evidencia de la justicia retributiva de Dios es terrible, y debe inducir a todos a temer repetir el pecado que produjera semejante castigo... ⁣ ⁣ Ananías y su esposa Safira habían tenido el privilegio de oír el Evangelio predicado por los apóstoles... Mientras se hallaban bajo la influencia directa del Espíritu de Dios hicieron la promesa de dar al Señor ciertas tierras; pero cuando ya no estaban bajo esa influencia celestial, la impresión era menos fuerte y empezaron a dudar y a rehuir el cumplimiento de la promesa que habían hecho... Primero albergaron la codicia. Luego, avergonzados de que sus hermanos supiesen que su alma egoísta lloraba lo que habían dedicado y prometido solemnemente a Dios, practicaron el engaño... Cuando se los convenció de su mentira, su castigo fue la muerte instantánea.—Joyas de los Testimonios 1:542, 543. ⁣ ⁣ Este ejemplo del aborrecimiento de Dios por la codicia, el fraude y la hipocresía, no fue dado como señal de peligro solamente para la iglesia primitiva, sino para todas las generaciones futuras... Cuando el corazón se conmueve por la influencia del Espíritu Santo, y se hace un voto de dar cierta cantidad, el que ha hecho el voto no tiene ya ningún derecho a la porción consagrada. Las promesas de esta clase hechas a los hombres serían consideradas como obligación; ¿y no son más obligatorias las que se hacen a Dios? ... ⁣ ⁣ Muchos gastan dinero pródigamente en la complacencia propia. Los hombres y mujeres consultan su deseo y satisfacen su gusto, mientras traen a Dios, casi contra su voluntad, una ofrenda mezquina. Olvidan que un día Dios demandará estricta cuenta de la manera en que se han usado sus bienes, y que la pitanza que entregan a la tesorería no será más aceptable que la ofrenda de Ananías y Safira. Los Hechos de los Apóstoles, 61, 62.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS