Ir al contenido principal

Recibiréis Poder


𝐓𝐫𝐚𝐞 𝐩𝐚𝐳 𝐲 𝐠𝐨𝐳𝐨, 𝟐𝟎 𝐝𝐞 𝐧𝐨𝐯𝐢𝐞𝐦𝐛𝐫𝐞⁣ https://m.egwwritings.org/es/book/1772.2149#2149⁣ 𝐘 𝐞𝐥 𝐃𝐢𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐞𝐬𝐩𝐞𝐫𝐚𝐧𝐳𝐚 𝐨𝐬 𝐥𝐥𝐞𝐧𝐞 𝐝𝐞 𝐭𝐨𝐝𝐨 𝐠𝐨𝐳𝐨 𝐲 𝐩𝐚𝐳 𝐞𝐧 𝐞𝐥 𝐜𝐫𝐞𝐞𝐫, 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐚𝐛𝐮𝐧𝐝é𝐢𝐬 𝐞𝐧 𝐞𝐬𝐩𝐞𝐫𝐚𝐧𝐳𝐚 𝐩𝐨𝐫 𝐞𝐥 𝐩𝐨𝐝𝐞𝐫 𝐝𝐞𝐥 𝐄𝐬𝐩í𝐫𝐢𝐭𝐮 𝐒𝐚𝐧𝐭𝐨. 𝐑𝐨𝐦𝐚𝐧𝐨𝐬 𝟏𝟓:𝟏𝟑. ⁣ ⁣ Mucho se dice con respecto al derramamiento del Espíritu Santo, y algunos lo interpretan de tal manera que produce daño a la iglesia. La vida eterna es recibir los elementos vivientes de las Escrituras y hacer la voluntad de Dios. Esto es comer la carne y beber la sangre del Hijo de Dios. Para aquellos que hacen esto, la vida y la inmortalidad son traídas a la luz mediante el evangelio, porque la Palabra de Dios es verdad y realidad, espíritu y vida. Es el privilegio de todos los que creen en Jesucristo como su Salvador personal alimentarse de la Palabra de Dios. La influencia del Espíritu Santo entrega esa Palabra, la Biblia, como una verdad inmortal, y, para el que investiga con oración, provee tendones y músculos espirituales. ⁣ ⁣ “Escudriñad las Escrituras”, declaró Cristo, “porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”. Juan 5:39. Los que cavan por debajo de la superficie descubrirán escondidas las gemas de verdad. El Espíritu Santo está presente con el investigador ferviente. Su iluminación brilla sobre la Palabra, y fija la verdad sobre la mente con una importancia nueva y fresca. El investigador se llena con paz y gozo como nunca lo había sentido. Percibe la preciosura de la verdad más que nunca. Una nueva luz celestial brilla sobre la verdad iluminándola como si cada letra estuviera enmarcada con oro. Dios mismo habla a la mente y al corazón, transformando la Palabra en espíritu y en vida. ⁣ ⁣ Cada verdadero investigador de la Palabra eleve su corazón a Dios implorando la ayuda del Espíritu. Pronto descubrirá aquello que lo elevará por sobre todas las declaraciones ficticias de los pretendidos maestros, cuyas teorías débiles y vacilantes no son apoyadas por la Palabra del Dios viviente.—Manuscript Releases 21:131, 132.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Dios nos Cuida

Dios cuida de mí, 22 de febrero https://ift.tt/VU2H8Nr No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10. El Señor se mantiene en activa comunicación con cada parte de sus vastos dominios. Se lo representa inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atención a cada oración; observa los movimientos de cada ser... Dios siempre ha velado por su pueblo... Cristo enseñó a sus discípulos que la medida de atención divina concedida a cualquier objeto o ser depende de la jerarquía que le corresponde dentro de la creación de Dios. Les señaló los pájaros, y les dijo que ni siquiera un gorrión cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. Y si Dios se preocupa por un gorrioncillo, con toda seguridad las almas por las cuales Cristo murió son de inmenso valor para él. El valor del hombre, la estima en