Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

martes, 10 de marzo de 2020

El camino de los transgresores


El camino de los transgresores, 9 de marzo

El buen entendimiento conciliará gracia: mas el camino de los prevaricadores es duro. Proverbios 13:15. FV 76.1
“La noticia de la caída del hombre se difundió por el cielo y enmudecieron las arpas. Los ángeles se despojaron tristemente de sus coronas. Todo el cielo estaba conmovido.... Hubo consejo para decidir qué debía hacerse con la culpable pareja. Temían los ángeles que Adán y Eva alargaran la mano y comieran del árbol de la vida, perpetuando así una existencia de pecado.... Se enviaron ángeles para que inmediatamente guardaran el camino que conducía al árbol de la vida. El estudiado plan de Satanás era que Adán y Eva desobedecieran a Dios, mereciesen su enojo y luego comieran del árbol de la vida para perpetuar así la existencia del pecado. Pero fueron los santos ángeles a interceptarles el camino del árbol de la vida. Alrededor de estos ángeles relumbraban por todos lados rayos de luz que parecían flamígeras espadas.”—Testimonios Selectos 2:37, 40. FV 76.2
“Por la transgresión, Adán perdió el Edén. Por la transgresión de los mandamientos de Dios, el hombre perderá el cielo y una eternidad de dicha.”—Testimonios para los Ministros, 141. FV 76.3
“Es verdad que la senda de Satanás parece atractiva, pero es todo engaño; en el camino del mal hay remordimiento amargo y preocupación dolorosa.... En el camino descendente, la puerta puede relucir de flores, pero hay espinas en el camino.... FV 76.4
“‘El camino de los prevaricadores es duro,’ pero las sendas de la sabiduría son ‘caminos deleitosos, y todas sus veredas paz.’ Cada acto de obediencia a Cristo, cada acto de abnegación por él, cada prueba bien soportada, cada victoria lograda sobre la tentación, es un paso adelante en la marcha hacia la gloria de la victoria final. Si aceptamos a Cristo por guía, él nos llevará seguramente.”—El Discurso Maestro de Jesucristo, 116. FV 76.5

No hay comentarios:

Publicar un comentario