Ir al contenido principal

Jesús en el corazón


Jesús en el corazón, 13 de febrero

“Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”. Juan 17:23. CT 52.1
Enoc no sólo meditó, oró, y se colocó la armadura de la vigilancia, sino que de implorar a Dios pasó a suplicar a sus semejantes. No enmascaró la verdad para ganarse la estima de los incrédulos, descuidando así sus almas. Esta estrecha relación con Dios le dio valor para realizar las obras del Señor. Caminó con él y “tuvo testimonio de haber agradado a Dios”. Este es el privilegio de todo creyente hoy. El hombre habita con Dios y Dios establece su morada con el hombre. “Yo en ellos, y tú en mí”, dijo Jesús. Andar con Dios y tener el testimonio de que sus caminos agradan al Señor no es una experiencia limitada a Enoc, Elías, los patriarcas, profetas, apóstoles y mártires. No es sólo el privilegio sino también el deber de todo seguidor de Cristo guardar a Jesús en el corazón y llevarlo en su vida. Y ciertamente serán árboles que darán abundantes frutos... CT 52.2
Cuántos a quienes se les han confiado talentos, medios e influencia, han perdido de vista el Modelo, y han seguido las normas del mundo en vez del ejemplo de Cristo. Hombres y mujeres que han sido bendecidos con abundancia de dinero, mansiones y tierras, generalmente educan a sus hijos en una vida de ociosidad y complacencia egoísta. De ese modo se incapacitan para esta vida, y no se preparan para la vida futura e inmortal. Cristo ofreció un ejemplo diferente. En su juventud, trabajó con su padre en el oficio de carpintero, pero la juventud de nuestros días se educa creyendo que es el dinero el que hace a la persona. El resultado de semejante educación se ve en el orgullo, la vanidad, el amor a los placeres y las prácticas pecaminosas que prevalecen en esta era de corrupción. CT 52.3
Dondequiera que haya abundancia de ociosidad, Satanás ha de trabajar con sus tentaciones para estropear la vida y el carácter. Si la juventud no se educa en el trabajo útil, ya sean ricos o pobres, han de estar en peligro, porque Satanás encontrará empleo para ellos dentro de sus propios designios. El joven que no sea protegido con principios no considerará el tiempo como un precioso tesoro, un don que Dios ha confiado y del que todo ser humano ha de dar cuenta. También el dinero es un don confiado por Dios. Y este don no se ha confiado a los padres para que lo utilicen de un modo extravagante gratificando el orgullo y arruinándose ellos mismos y a sus hijos, sino para que sean medios destinados a beneficiar a los que padecen necesidad.—Manuscrito 43, 1900. CT 52.4

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Dios nos Cuida

Dios cuida de mí, 22 de febrero https://ift.tt/VU2H8Nr No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10. El Señor se mantiene en activa comunicación con cada parte de sus vastos dominios. Se lo representa inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atención a cada oración; observa los movimientos de cada ser... Dios siempre ha velado por su pueblo... Cristo enseñó a sus discípulos que la medida de atención divina concedida a cualquier objeto o ser depende de la jerarquía que le corresponde dentro de la creación de Dios. Les señaló los pájaros, y les dijo que ni siquiera un gorrión cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. Y si Dios se preocupa por un gorrioncillo, con toda seguridad las almas por las cuales Cristo murió son de inmenso valor para él. El valor del hombre, la estima en